Laenk patrocinador de la Jornada Técnica de presentación de la nueva Norma UNE 100030:2017 de Legionella

jornada tecnica une legionella

 

Laenk, en su apuesta e implicación constante por el desarrollo y mejora de los procedimientos sobre la Prevención y Control de la Legionella, patrocina la jornada técnica dirigida a dar a conocer el nuevo marco legal que supone la entrada en vigor de la Norma UNE 100030:2017. Un evento en el que los profesionales del sector pudieron obtener recomendaciones para actuar de acuerdo a la nueva normativa, y que fue un éxito de asistencia superando las inscripciones a las plazas disponibles.

 

El pasado 19 de octubre, se celebró en Bilbao la jornada técnica de presentación de la nueva normativa UNE 100030:2017, en la cual Laenk Servicios Empresariales, participó de manera directa como patrocinador del acto.

 

La jornada se convirtió en un evento de gran importancia, y es que su organización y celebración supuso el debate y aclaración de la entrada en vigor de una nueva normativa de Prevención y Control de la proliferación y Diseminación de Legionella en instalaciones. Por primera vez se incluye la definición de como debe estructurarse un Plan de Prevención y Control de Legionella (PPCL), entendido como aquel conjunto de actividades que permiten minimizar el riesgo de proliferación y/o dispersión de Legionella en las instalaciones. Plan que debe incluir un diagnóstico inicial, un programa de actuación, una evaluación periódica y si procede una auditoria externa. De esta manera, la jornada técnica dió a conocer a las empresas profesionales que ofrecen servicios de prevención y control de la proliferación de la Legionella, así como a los titulares de instalaciones  de  riesgo, el nuevo marco legal que deben conocer y sobre el que deben de actuar.

 

Con la publicación de la Norma UNE 100030:2017, la legislación española reconoce la necesidad de disponer de un adecuado sistema de prevención y control de la proliferación de la Legionella para garantizar la salud pública de las personas en empresas, instalaciones de uso colectivo, y otras infraestructuras susceptibles de aparición de Legionella. No disponer de un control adecuado en esta temática puede suponer sanciones muy importantes e incluso consecuencias penales según determinados casos.